Préstamos rápidos en línea: ¿Cómo funcionan?

El mercado de préstamos en línea crece cada año, y podemos observar cada vez más empresas que proponen este servicio. Donde la competición es más grande, allí también existen mejores ofertas, pues cada empresa intentará atraer al cliente con la oferta más atractiva.

En realidad, actualmente es más fácil que nunca pedir un préstamo en línea, dado que ahora existen muchas empresas que funcionan fuera del estricto sistema bancario. El internet es un espacio dominado por esas empresas, que aprecian la rapidez y la facilidad con la que pueden entregar sus servicios a los clientes. En internet también es posible llevar a cabo todo el proceso de pedir un préstamo, sin salir de casa.

El proceso de hacerlo por internet es mucho más rápido que en un banco, sin embargo, ese también tiene ciertos pasos necesarios para cumplir, lo que puede demorar un poco más de lo previsto, especialmente si se hace por la primera vez. Aquí explicamos cómo pedir un préstamo por internet, paso a paso, con aclaración detallada.

Encuentra el producto que más te interesa

No todos los préstamos son iguales. Cada producto puede variar dependiendo del cliente y su situación. La selección es muy grande, y cada empresa ofrece varios productos, es decir, préstamos, empezando con montes más pequeños, hasta unos créditos considerables. Hay también diferencias en el periodo de devolución, desde unos pocos días, hasta meses. En nuestra página podrás comparar todos los productos disponibles, personificar la búsqueda marcando las características y elegir el préstamo que más te convenga tomar en este momento.

¿Cuánto dinero quieres pedir?

Cuando ya hayas escogido la empresa de préstamos, basta con elegir el monte que necesitas y el tiempo de la devolución. Si es tu primer préstamo, vale la pena mirar las ofertas de las empresas que ofrecen el primer préstamo con cuotas 0%, lo que te permite ahorrar un monte significante. Si no, compara las condiciones de las empresas y elige la que tiene el porcentaje de cuota más conveniente para tu presupuesto.

El formulario

Ahora es el momento de rellenar el formulario con los datos personales, normalmente, todo lo que se encuentra en el documento de identidad: tu nombre y apellido, la dirección, etc. A veces es necesario declarar tu sueldo y nombrar de donde viene, o sea, el puesto y la empresa. Será necesario también dar el número de teléfono al cual llegará un mensaje con un código de confirmación. Tendrás que introducir el código en el formulario o justo después de subirlo.

La confirmación del número de la cuenta bancaria

Por las razones de seguridad, la empresa de préstamos necesitará una confirmación de que tus datos son verdaderos y que el formulario no ha sido falsificado. Normalmente la manera de confirmarlo es muy simple: de tu cuenta bancaria tendrás que hacer una transferencia de unos pesos, dependiendo de la empresa. De esta manera, la empresa ve que el número de la cuenta bancaria es correcto y funciona, y que los datos son ciertos. Lo que se verifica también es la concordancia de los datos: si alguno esté diferente, es probable que tu solicitud será negada.

5. La aceptación del pedido

Después de subir el formulario y hacer la pequeña transferencia a la empresa de préstamos, te toca esperar a que examinen el pedido. Eso demora normalmente unos minutos, hasta media hora. Los préstamos en línea se caracterizan por estar disponibles los 24 horas, y es justamente por eso: a cualquier hora del día y de noche, cuando subas el pedido, ése será examinado de inmediato, sin tener que esperar a hacerlo solo durante el horario de atendimiento.

6. Entrega del préstamo

El último paso es la entrega del monte que solicitaste. Si el pedido será aceptado por la empresa, se realizará la transferencia a la cuenta bancaria que indicaste en el formulario. La transferencia suele demorar unos minutos como está hecha automáticamente. El contrato y las condiciones del préstamo que acabas de pedir te llegaran a tu correo electrónico que indicaste en el formulario. A veces la empresa pide que se les envíe el formulario firmado por correo, a veces es suficiente marcar en un cierto lado en la página. Para saberlo, lee la información enviada a tu correo. A menudo, la empresa guarda tus datos para que los próximos procesos en el futuro sean más rápidos y fáciles.

Como vemos, el proceso es conveniente y fácil, y no hace falta mucha documentación. Para que todo vaya más rápido, hay que tener preparado el documento de identidad y no tardar mucho con hacer la transferencia de confirmación.

Vale la pena subrayar que el proceso detallado por nosotros es una descripción general de cómo se toma un préstamo. El proceso puede variar en algunos detalles dependiendo de la empresa, y es siempre la responsabilidad del cliente leer el contrato para confirmar todos los detalles. Muchas empresas de préstamos avisan a sus clientes que sean responsables y planifiquen la devolución de cuotas de antemano. El hecho de que seas elegible para pedir un préstamo no significa automáticamente que serás capaz a pagarlo sin problema, así que es importante analizar la capacidad de devolución del monte antes de pedirlo. Planificando todo, no arriesgas ponerte en problemas por la devolución tardía del préstamo.