Los préstamos sin nómina

Nómina, o el contrato de trabajo, a la hora de pedir un préstamo, son las maneras que usa la compañía financiera para comprobar la credibilidad del cliente. Exigiendo el recibo de sueldo, la institución financiera quiere asegurarse de que el cliente tiene los ingresos regulares y suficientes para poder pagar el préstamo. Sin embargo, el recibo de sueldo no siempre es imprescindible. En muchos casos las entidades financieras ofrecen préstamos inmediatos sin la necesidad de entregar el recibo.

¿Para quién son los préstamos sin nómina?

Los préstamos sin nómina se han hecho una solución financiera muy cómoda y popular en muchos países del mundo, incluyendo a México. Es una manera de obtener un crédito pequeño fácilmente, y por tener los requisitos limitados, son una opción preferida de la gente desempleada, estudiantes, jubilados, amas de casa o personas con el sueldo irregular o sin contrato. Ellos, aunque tengan ingresos no declarados o provenientes de sitios tales como alquiler de inmobiliarias, no tienen un recibo de sueldo. Para muchas entidades, la falta de este documento significa la imposibilidad de conceder el préstamo al cliente. Sin embargo, hay muchas compañías financieras para las que la falta del recibo no es ningún obstáculo para dar el préstamo. Los préstamos sin el recibo de sueldo pueden resultar muy útiles para todos, sean empleados o no.

¿Cómo surgieron los préstamos sin el recibo de sueldo?

Anteriormente las entidades que concedían los préstamos y créditos eran en mayoría los bancos. Otras instituciones que ofrecían créditos sin toda la documentación exigida por el banco, no siempre despertaban mucha confianza. Sin embargo, esta realidad cambió hace mucho tiempo. Con el mercado de productos financieros tan creciente como hoy, surgieron muchísimas compañías financieras que basan su funcionamiento en ofrecer préstamos con la documentación mucho más limitada, y en el tiempo mucho más rápido. Lo que repelaba a los posibles clientes de los bancos era el tiempo de decisión, que llegaba a ser muy largo, y los procesos bastante complicados que a menudo resultaban en el rechazo de la parte de los oficiales. Las compañías financieras por otro lado, ofreciendo lo que faltaba de la parte de los bancos, rellenaron este hueco en el mercado, satisfaciendo a una gran parte de la sociedad con la rapidez, claridad y la exitosa entrega del efectivo.

¿Cómo encontrar los préstamos sin nómina?

Como en cada situación en la que se trata de tus financias privadas, hay que mantener un razonable nivel de cuidado. Por lo tanto, no se aconseja pedir préstamo de las personas privadas que no tienen registrado ningún tipo de empresa financiera, o en instituciones que no despiertan confianza. Todas las compañías financieras deberían tener una página web, la que vale la pena visitar antes de decidirse cooperar con ellos. Buscarlas todas para comparar las características de cada una puede resultar ser una tarea larga y confusa. Por eso, estamos trabajando en crear un ranking muy exacto y actualizado de los mejores préstamos en México. En nuestra página en breve podrás comparar las mejores empresas de préstamos, y usar un comparador de préstamos según las características. Todas las compañías que aparecen en nuestra página han sido verificadas y comprobadas, y tienen nuestra garantía de confianza. Nosotros organizamos la clasificación para detallar las características y las diferencias entre los préstamos, para que nuestros clientes puedan verlas de manera clara y tomar la decisión adecuada. Ahí se encuentran también los mejores préstamos sin el recibo de sueldo, que se podrán clasificar según el tipo, el monte, el número de las cuotas, el monte total del préstamo incluyendo el interés.

¿Cómo pido un préstamo sin el recibo de sueldo?

Los préstamos sin recibo de sueldo son muy parecidos a cualquier otro tipo de préstamos inmediatos. El proceso es muy rápido y se puede hacer sin ni siquiera salir de casa, haciéndolo todo paso a paso por Internet. Primero, en la búsqueda del préstamo en el comparador de préstamos, escoge el filtro de los préstamos sin el recibo de sueldo. Cuando elijas el que te parezca más adecuado para tus necesidades, haz el clic en el botón de pedir el préstamo. El clic te llevará a la página de la compañía financiera para llevar al cabo el proceso. Como no se necesitan las nóminas, lo más probable, dependiendo de la empresa, es que solo vas a necesitar el número de cédula de identidad, el correo electrónico y la cuenta bancaria con tu propio nombre. Primero, hay que rellenar el formulario en línea. El correo electrónico es necesario porque ahí te va a llegar tu copia de contrato. Muchas compañías piden una pequeña transferencia, del monte mínimo cerca de un peso, para comprobar los datos y verificar si son iguales que en el documento de identidad y el formulario. Cuando la empresa financiera verifique tu pedido (eso demora entre 15 minutos a un día, dependiendo de la empresa), el dinero va a llegar a tu cuenta proporcionada en el formulario. ¡Listo! Puedes disfrutar de tu dinero.
Acuérdate, aunque garantizamos que las empresas financieras que aparecen en nuestra página son de confianza, siempre es la responsabilidad del cliente leer el contrato de préstamo. Sé responsable con tu dinero, no firmes el contrato que no hayas leído.