Los préstamos para los endeudados

El préstamo para los endeudados es una frase más buscada en google por la gente que se encuentra en una situación financiera inestable, y que necesita una rápida ayuda monetaria. Los bancos y las demás entidades oficiales a menudo rechazan las postulaciones de los con el historial crediticio negativo. En este tipo de situaciones, cuando necesitas el dinero pero hay pocas oportunidades para recibirlo del banco, la solución más fácil son los préstamos para los endeudados. Este tipo de producto fue introducido en el mercado justamente para ayudar a retomar el control sobre sus financias a las personas que se encuentran endeudadas. El préstamo por internet para endeudados puede ser ofrecido a a pesar de la baja habilidad financiera, sin verificar el nombre del cliente en el Buró de créditos, y sin tomar en cuenta la información sobre los procesos de cobro de préstamos.
El nombre de este préstamo puede crear la sensación que los únicos clientes de este producto son las personas con deudas. No es cierto, es simplemente un préstamo rápido como los demás productos financieros, la única diferencia es que puede ser concedido sin la verificación del historial crediticio.

¿Cómo es un préstamo para endeudados?

El Buró de créditos colecciona la información de la situación crediticia de los individuos y de las empresas. Ahí acuden los bancos y las entidades crediticias que exigen de sus clientes un historial crediticio limpio, para consultar su estado de deudas. Por eso, el préstamo para endeudados es un producto escogido diariamente por muchas personas que quieren evitar ese requísito.
La razón porqué este tipo de préstamo es bastante popular, es su cuota. El monte de estos préstamos normalmente no es muy grande, y es pedido para resolver los problemas corrientes, no para financiar unas grandes compras como una casa o un coche. Por eso, es más facil que la empresa financiera nos lo conceda. El monte pequeño es también favorable a la hora de devolver el préstamo.
En algunos casos, la empresa financiera pide indicar un asegurador, pero en la mayoría de los casos, para obtener el préstamo para endeudados, es suficiente tener cumplidos los 18 años de edad, tener el carné de identidad y la cuenta bancaria con el mismo nombre.

Pedir un préstamo para los endeudados

El préstamo para los endeudados es muy parecido a los demás préstamos rápidos. Normalmente, todo el proceso puede ser hecho por internet. En ambos casos, hay que rellenar el formulario en la página de la empresa financiera, y en la mayoría de los casos el único documento exigido es el carné de identidad. La empresa pide el número de la cuenta a la que debe ser enviado el dinero. En el caso de que tu cuenta bancaria esté tomada por el agente judicial, el hecho de enviar dinero a esa cuenta sería inútil. En esas situaciones, hay empresas que ofrecen la posibilidad de recoger el monto en persona.
Después de rellenar el formulario, es el turno de la empresa financiera. Ellos analizan la postulación y en el caso que todo esté correcto, hacen la transferencia a la cuenta del cliente. Ese último paso puede demorar entre unos quince minutos y unas horas, dependiendo de la hora a la que postules el préstamo. Muchas de las empresas están disponibles las 24 horas.

Encuentra el mejor préstamo para tu situación

Existen tantos productos financieros con diferencias tan mínimas, que analizarlos todos sería una tarea muy difícil y, además, poco eficaz. Para conocer cuál préstamo más te conviene en tu situación, te recomendamos usar una comparadora de préstamos, como la nuestra. Después de introducir el monte que necesitas y el número de cuotas, recibirás una lista detallada de los préstamos más recomendados según los datos que introduciste. Las comparadoras dejan claramente escrito el monte total que tendrás que devolver y los requísitos de la empresa financiera. Ahí podrás también comprobar cuáles empresas comprueban la situación crediticia del cliente y cuáles no, o sea, las que no niegan a conceder el préstamo a los endeudados.

Ventajas y desventajas de un préstamo para los endeudados

La ventaja más grande de los préstamos para los endeudados es su fácil disponibilidad. Gracias al internet y pocos requísitos, puedes tomarlo cuando quieres, sin preocuparse si eres elegible y si el proceso de obtenerlo terminará con éxito o no. Sin embargo, la facilidad de pedirlo no debe convertirse en una solución mal pensada y espontánea para resolver tus problemas financieros. Cada decisión que te lleva a endeudarte en una institución u otra, debe ser bien pensada y tomada despúes de un análisis honesto de tus habilidades financieras y de tu presupuesto.
La facilidad de conceder el préstamo a los deudores lleva a su desventaja, o sea, el gasto total. El préstamo a los clientes con un historial crediticio complicado es una acción de riesgo del punto de vista de la entidad financiera, por lo que este tipo de préstamo suele ser más costoso que los demás créditos. Hay que tener en cuenta también que las reglas en esos préstamos son más rigorosas y las consecuencias de no devolverlo en el tiempo indicado pueden ser más duras que en el caso de los préstamos normales.